Cataluña capta el 56% de la inversión extranjera en I+D en España


 

12/12/2015, El País

“La realidad lo desmiente”. El consejero de Empleo, Felip Puig, rechazó ayer una huida de empresas de Cataluña vinculada al proceso soberanista. Pese a las advertencias de algunos empresarios —las patronales culpan la inseguridad jurídica y la presión fiscal— y los traslados de sedes cerrados ya por otras, el miembro del Gobierno catalán se valió de unos datos agregados de FDI Markets de Financial Times para negar la mayor. Según estos, la inversión industrial extranjera en investigación y desarrollo en Cataluña alcanzó entre 2010 y 2015 (hasta el mes de agosto) 1.072,9 millones de euros. Ese volumen representa el 56% de las inversiones totales recibidas en España y colocaría a Cataluña en la tercera posición de las regiones europeas, solo superada por Irlanda y el sudeste de Reino Unido.

Asimismo, según las mismas fuentes, la inversión industrial en la comunidad se habría multiplicado por cuatro en la primera mitad del año. Con todo, Puig quiso salir al paso de las estadísticas que alientan “los mensajes de destrucción empresarial, de fugas de empresas y de que Cataluña se ha convertido en un agujero negro por culpa del proceso soberanista”.

Crece la inversión local

El consejero, acompañado por el secretario de Empresa, Pere Torres, ha presentado otras estadísticas del INE que dibujan también una confianza de la empresa local: por primera vez en 2014 el gasto empresarial en innovación tecnológica en repuntó desde 2010, aunque un limitado 0,8% (hasta 3.119 millones de euros). Pero Puig comparó esos datos con los del conjunto de España, donde han caído desde 2008.

“Aquí invierte todo el mundo excepto el Estado, pese al déficit fiscal”, afirmó en forma de corolario. La Generalitat considera que cada año en torno a 700 empresas trasladan su sede social de Cataluña hasta otras partes, por lo que restan valor a que haya abandonado la comunidad 3.286 empresas desde 2012, según Axesor. Torres apuntó que el número de empresas catalanas consideradas innovadoras ha crecido un 7,6% en el periodo 2012-2014.