Aprobado el Decreto que regula el V Plan riojano de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación 2017-2020.


 

21/07/2017, EUROPA PRESS

El Plan contempla una inversión de 401 millones de euros para los cuatros años de los tres agentes principales: Empresa, Administración y Universidad.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el Decreto que regula el V Plan Riojano de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación (I+D+I) 2017-2020, un instrumento que, en palabras del consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, es "esencial de la política científica de La Rioja".

El Plan, ha reseñado, cuenta como "principal objetivo" la generación de conocimiento en todos los campos del saber, "en beneficio de la sociedad riojana, mediante el fomento de la investigación científica, el desarrollo y la innovación tecnológica".

En este sentido, ha indicado, el V Plan riojano de I+D+i contempla una inversión de 401 millones de euros para los cuatros años de los tres agentes principales: Empresa, Administración y Universidad. De esos 401 millones, 225 corresponderán a las empresas (con convenios de colaboración), 106 a la enseñanza superior y 79 millones a la administración pública.

Entre sus prioridades está "la incorporación de tecnología a sectores tradicionales de la economía riojana, trabajando en todos los eslabones de la cadena de valor de la industria para que los procesos sean más eficientes y, en definitiva, las empresas sean más competitivas", ha indicado el consejero.

También pretende avanzar en la transformación digital de las empresas riojanas hacia la industria 4.0, es decir, "en la implantación de sistemas inteligentes que permitan el aprovechamiento de las capacidades y tecnologías emergentes en nuevos productos, modelos de negocio o nuevos mercados".

El V Plan se concreta en 5 líneas estratégicas, 16 planes de acción y 46 programas de trabajo, que tienen como reto incrementar la competitividad de la economía riojana.

Las líneas estratégicas previstas son las siguientes: I+D+i para la competitividad de las pymes; mercado sostenible de I+D+i; innovación colaborativa; retos sociales del Espacio Europeo de I+D+i, y sociedad innovadora.

Los planes y programas inciden en áreas muy concretas como, por ejemplo, el incremento de la intensidad innovadora de las empresas; la mejora de su capacidad para absorber la I+D+I; el desarrollo de las tecnologías clave habilitadoras, la formación del profesional investigador o el desarrollo de nuevos productos o servicios. También en la construcción de equipos competitivos para obtener fondos del programa Horizonte 2020, el apoyo a la industrialización de los resultados de I+D+I o la promoción de la formación continua.