Las pymes se suben a la ola de la innovación.


 

Expansión, 06/11/2017

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), que cumple cuarenta años, financia proyectos de I+D+i de muchas pymes. Gracias a ello, España es líder en la generación de olas artificiales para practicar surf o en la fabricación y venta de grafeno.

Graphenea es líder mundial en la fabricación y venta de grafeno; Wavegarden está revolucionando el mundo del surf al haber sido capaz de crear olas artificiales en destinos turísticos donde ni siquiera hay playa; y Esteyco participa en un proyecto del que forman parte la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Rusia, Corea del Sur, China e India, y cuyo objetivo es crear una nueva fuente de energía limpia e ilimitada.

El CDTI, en cifras 24.600 millones en 40 años. Es la cantidad invertida por el CDTI en proyectos de I+D+i. "Apoyamos iniciativas innovadoras sin mirar el tamaño de la empresa o el sector en el que opera", asegura Marín.

7.150 empresas financiadas en los últimos 5 años. La mayoría son pymes que no encontrarían en el mercado financiación.

Éstas y otras pymes españolas llevan muchos años subidas a la ola de la innovación, pero sus proyectos pasan, en muchas ocasiones, inadvertidos. "Es una pena que los españoles no sepamos el liderazgo que están asumiendo nuestras pymes en muchas áreas y que tampoco sepan que hay un organismo público, que se financia con sus impuestos, que están ayudando al desarrollo de proyectos tan innovadores como estos", reconoce Francisco Marín, director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), un organismo público que financia o busca financiación para muchos de estos proyectos y que asesora a la empresas.

El CDTI, que depende del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y que cumple su cuarenta aniversario, es el principal agente financiador de la I+D+i empresarial en España. Su objetivo es mejorar la competitividad de las empresas españolas financiando sus proyectos más innovadores y a lo largo de su historia ha invertido 24.600 millones de euros en más de 12.400 empresas, la mayoría de ellas pymes. "Una de las características del CDTI y que ha sido clave para su éxito es que funcionamos como un ente público-privado. Cuando CDTI financia un proyecto, no lo subvenciona. La empresa tiene que devolver lo que le hemos prestado y lo tiene que hacer porque es una forma de ser más exigente con el desarrollo del proyecto", explica Marín.

Todos tenemos la responsabilidad de hacer de España un país más innovador. Soy muy optimista"

ASESORAMIENTO
El CDTI no sólo financia, también ofrece asesoramiento a las empresas que acuden a él, algo que muchas veces evita que los proyectos fracasen antes de empezar. "Tenemos un equipo de profesionales, con muchos años de experiencia a sus espaldas, que saben perfectamente, y cada uno en su sector, qué es innovador y qué no. Nuestra obligación es decirles a las empresas si su proyecto es novedoso y no apoyarlas si presentan algo que ya tiene un desarrollo en el mercado", señala Marín, que recuerda que este organismo no sólo está dirigido a las pymes, aunque son las que más ayuda necesitan, y que muchas grandes empresas también acuden a él en búsqueda de asesoramiento o financiación.

Una de las características más destacables del CDTI es que no sólo financia o asesora a pymes, también busca la colaboración de otras empresas y las anima a participar en algunos de esos proyectos que llegan a su ventanilla. "Hay muchas empresas que tienen capacidad para invertir y que pueden ayudar a otras más pequeñas a desarrollar su proyecto. Creo que todos tenemos la responsabilidad de hacer de España un país más innovador", afirma Marín, que cree que el país dejó pasar las grandes revoluciones tecnológicas de otros siglos y que no puede descolgarse de la que ahora estamos viviendo. "No es que los españoles seamos menos tecnológicos que los alemanes, no es algo genético. Es, simplemente, que en otro tiempo hubo otras prioridades. Ahora tenemos que correr más que otros países, pero creo que seremos capaz de hacerlo. Soy muy optimista a medio plazo".

El director general del CDTI insiste en que este compromiso con las empresas ha llevado a este organismo a formar parte del accionariado de muchas de ellas. "El Estado hoy forma parte del consejo de administración de muchas de ellas y tiene capacidad de decisión gracias al CDTI. Eso es muy importante para el futuro del país como ente innovador".