Piden que los gastos en I+D no computen en el déficit


 

12/05/2014, Innovaticias

Así consta en la moción que los socialistas han presentado a resultas de la interpelación que realizaron en el Pleno del Congreso el pasado miércoles al ministro de Economía, Luis de Guindos, y que será debatido por la Cámara Baja en su sesión plenaria del martes.

El texto, que recoge Europa Press, tiene como objetivo pedir al Gobierno que adopte las medidas necesarias para "asegurar que la salida de la recesión se transforme en una mejora real de la capacidad económica de los ciudadanos" para que el crecimiento sea "sostenible" y "generador de empleo", cosa que actualmente no sucede, según opina el PSOE.

AJUSTAR EL DÉFICIT MÁS DESPACIO

Así, la primera medida debería ser ajustar el déficit de manera más pausada, para lo cual sería positivo que los gastos en educación e I+D+i no computaran en el desequilibrio total, lo mismo que los recursos destinados a implantar la garantía de empleo juvenil, que deberían "triplicarse" durante todo el periodo de aplicación.

Lo mismo tendría que pasar con las prestaciones frente al desempleo, que tendrían que incrementarse para que la tasa de protección aumentara "al menos" en diez puntos, sin que computaran a efectos de déficit. Una medida fundamental, cree el PSOE, para "evitar el riesgo de fractura social" y para "reducir la tasa de desigualdad".

Además, la moderación de la senda de consolidación fiscal también sería más fácil si la reforma fiscal que aprobará el Gobierno antes del verano fuera "profunda" y estuviera orientada a "ampliar las bases imponibles, luchar contra el fraude y la elusión fiscal, mejorar la equidad, eliminar ineficiencias y distorsiones, e incrementar progresivamente la recaudación para garantizar la sostenibilidad del Estado del Bienestar y la inversión en educación e I+D".

En este sentido, el PSOE también recomienda fortalecer la formación profesional y las políticas activas de empleo, así como recuperar el diálogo social.

ÁMBITO EUROPEO

La moción socialista incluye por último varias sugerencias relativas a las instituciones comunitarias, incluyendo el Banco Central Europeo (BCE), a las que se debería instar a "poner fin a la fragmentación existente en los mercados financieros" así como a poner en marcha "medidas no convencionales" para conseguir una "recuperación más robusta de la zona euro".

Como ejemplo, sugiere que el banco de Fráncfort ponga en marcha un programa de apoyo a la financiación de las pymes similar al británico 'Fund for lending scheme', en el que se condicione el acceso de las entidades bancarias a la financiación europea a que faciliten el crédito en condiciones asumibles a las familias y las empresas.

Por último, el PSOE propone crear una Banca Pública de Inversión que proporcione financiación prioritaria a pymes y autónomos, y que integre otras entidades como el Instituto de Crédito Oficial (ICO), Cofides o el Cesce